El Monoambiente de Palermo

La caca en el pelo y otras cosas curiosas

Ébola: ¿Cómo viven la crisis los madrileños?

jennifer micóComment

Hoy comparto un artículo que escribí y fue originalmente publicado en la plataforma infonoticiasonline.com.ar

Ébola: ¿Cómo viven la crisis los madrileños?

El tema es noticia en todos los medios de comunicación. Las pocas personas que afirman conocer las medidas, admiten no tomarlas. La información se multiplica, se actualiza o se repite a cada hora. Sin embargo, la gente asegura no tener una opinión certera acerca del ébola.

Madrid, España. Dudas, humor y, sobre todo, una gran indiferencia. Así de relajado es el escenario que se vive hoy en Madrid, una de las ciudades occidentales a las que llegó la enfermedad que transmite el virus del ébola. Las autoridades afirman tener la situación controlada y, al menos hasta ahora, los ciudadanos lejos están de la locura del barbijo y del alcohol en gel.

 

“No tengo tiempo para ver la tele: pero hasta donde sé, no veo que la noticia supere lo que fue, en su momento, la gripe aviar, la vaca loca o el SIDA”, dice Rubí Pérez, dueña de un local de motos. De forma similar, Eduardo, un joven empleado de librería dice: “No tengo voluntad ni para informarme ni para opinar sobre el ébola.”

 

Al desinterés se le suma el escepticismo: “Siempre hay que hablar sobre algo y hoy, el ébola es el tema que usan los medios para tapar la crisis político-económica”, dice Laura, camarera en una taberna de la Calle Atocha. Su percepción coincide con la de Mauro, cansado de las alarmas sociales, aunque admite divertirse con los memes que ya circulan por las redes sociales.

 

Quizá, la sensación de la mayoría quede reflejada en el término con el que el Presidente Mariano Rajoy describió la situación del ébola en el país: “encausada”.


Nadie espera una pandemia en España: “En los países occidentales no creo que pueda alcanzar ese grado de expansión; a lo sumo, habrá alguna infección accidental entre sanitarios. Pero el problema mayor está en África, y pienso que todos deberíamos ayudar a los africanos: África es un problema del mundo entero.” - dice Miguel, dueño de una taberna. Según Marco, empleado en un café, los únicos madrileños que están realmente en condición de riesgo son los pertenecientes al círculo de la enfermera auxiliar Teresa Romero: “Pienso que comenzaríamos a preocuparnos si la cifra de afectados llegase a cincuenta, por ejemplo.”

Noche en Puerta del Sol. Madrid, España - Octubre 2014

Noche en Puerta del Sol.

Madrid, España - Octubre 2014

¿Qué escenario esperan los madrileños para los próximos días?

 

La emergencia de salud pública permanecerá válida hasta noviembre - siempre que las autoridades no consideren necesario extenderla. Porque, la posibilidad de nuevos contagios existe, como lo reconoce el Presidente de Gobierno. No obstante, Rajoy confía que, de ocurrir, estarán en condiciones de responder con eficacia. Esta mirada optimista respalda su decisión de mantener en su puesto a la Ministra de Salud, Ana Mato, a pesar de que el Partido Socialista Obrero Español presione reclamando su dimisión.

 

En los días que restan hasta noviembre, y durante el seguimiento de la evolución de Teresa Romero, a las medidas preventivas conocidas se le suman nuevas: se incrementó temporalmente el número de personal sanitario en el Hospital Carlos III y planean modificar el protocolo para proteger a estos profesionales, por ser quienes están más expuestos al virus.

 

Si es que aquí existió alguna vez verdaderamente, la crisis del ébola será, en poco tiempo, nada más que un rumor que a alguien le pareció escuchar en un pasillo. En tanto, la ciudad espera en calma.