El Monoambiente de Palermo

La caca en el pelo y otras cosas curiosas

El problema de volver a casa no siempre es esperar el colectivo o conseguir un taxi

jennifer micóComment

La ciudad de San Petersburgo es un verdadero "museo de puentes". Hay más de 40 islas, más de 60 ríos y canales y 342 puentes sobre ellos, que dan al carácter de la ciudad los rasgos románticos. 22 grandes puentes que cruzan el río Neva son levadizos, o sea, se levantan de noche para dejar pasar a los grandes barcos mercantes. Estos puentes levantados son uno de los símbolos de San Petersburgo y en verano este espectáculo nocturno atrae miles de personas, especialmente durante la temporada de las famosas "Noches Blancas". En invierno los puentes no se levantan porque todos los ríos y canales están congelados y no hay navegación. Los canales también están congelados en invierno. Extraído de "Guía práctica para viajar a San Petersburgo, Rusia", publicado en http://www.san-petersburgo.com/puentes.htm

En los suburbios, una fábrica de plásticos. En la fábrica, una exhibición de arte callejero. En la exhibición, un comic, un dj, un baño químico y un señor quejón porque el canal de aire le robó una imagen. Hay niños, patinetas y niños en patinetas. Hay un mercado con ropa para skaters o para gente a la que le gusta ser como skater. En la entrada, una muchacha da prendedores blancos con la inscripción "superslet", o algo parecido. En la salida, una muchacha da una entrevista, o algo parecido. En el medio, uno de los interiores de la fábrica con una escalera quemada que llega a la misma pared sobre la que está apoyada, pero un poco más arriba.

IMG_3204.JPG

Yo no sabía, pero esa noche, en la fábrica, había una fiesta. Anna me contó que estuvo y que, cuando quiso regresar a casa, encontró los puentes levantados, chocando cinco, y tuvo que esperar, hasta las cuatro de la madrugada, a que bajaran para cruzarlos.